29 de octubre de 2014

"CONTRADICTORIAS Y MULTIFACÉTICAS"

                                                                                                       Raquel Díaz Reguera

Aquél día descubrí lo contradictoria que puede llegar a ser la maternidad… Porque mientras sostenía a esa bebita diminuta que acababa de nacer me sentía la persona más feliz del mundo pero, también, sentía muchas ganas de llorar. ¿Cómo era posible?

En esa época creía que aquella contrariedad  era producto de las hormonas, del cansancio, del shock que significa traer un hijo al mundo, sin embargo con los años me fui dando cuenta de que no, de que el vínculo que nos une a  ellos es simplemente así…

Porque por un lado nos ponemos contentas de que crezcan, pero a la vez sentimos nostalgia de cuando eran chiquitos. Porque nos esforzamos mucho para que sean personas independientes, pero nos entristecemos cuando ya no nos necesitan tanto. Porque trabajamos para que sean prolijos, educados y estudiosos, pero a la vez nos sentimos culpables si les exigimos demasiado.

Casi me atrevo a decir que la contradicción es innata a la maternidad.

Y también creo que si quisiéramos encasillarnos en un solo tipo de madre, sencillamente, no podríamos. Si quisiéramos rotularnos con una sola descripción, nos quedaríamos cortas.

Cada vez me convenzo más de que eso de “madre hay una sola”… ¡es puro cuento!
Son muchas, son miles, son tantas conviviendo dentro nuestro, que sería imposible saber cuántas son. Somos absolutamente multifacéticas.

Por eso, les propongo que homenajeemos a todas.

Les propongo que homenajeemos a la correcta, y también a la optimista, y a la cansada, y a la divertida, y a la orgullosa, y a la melancólica, y a la ansiosa, y a la preguntona, y a la influenciable, y a la exagerada, y a la culposa, y a la moderna, y a la creativa, y a la gritona, y a la impulsiva, y a la miedosa, y a la metida, y a la obsesiva, y a la compinche, y a la enojada, y a la alegre, y a la abrumada, y a la pesada, y a la estricta, y a la olvidadiza, y a la generosa, y a la posesiva, y a… a todas y cada una de las madres que conviven en nosotras.


(Post publicado en "Para Ti mamá" de Octubre)




No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ