5 de enero de 2017

"ESPERANDO A LOS REYES"


                                                                                                                                          Mónica Carretero

Y sí, claro, de haber podido elegir yo siempre hubiera preferido juguetes artesanales, didácticos, que les permitieran desarrollar la creatividad y les dejaran volar la imaginación...

Pero, resulta que una vez que nuestros hijos nacen, pasan a ser un poco de todos... pasan a ser de una tía abuela que les trae un animalito a cuerda chino, de un amigo que trae un peluche dudoso, y de una compañera de trabajo que les regala una muñeca que sólo funciona con doce pilas...

La maternidad nos demuestra que de lo ideal a lo real ¡hay un solo paso!

Cada 6 de enero hago un viaje relámpago al pasado y vuelvo a pedirles perdón a mis niñas, por enésima vez. Vuelvo a pedirles perdón por haber sido tan estricta y no haber podido ceder aquella vez que le pidieron a los reyes: ¡¡¡Queremos "Bañando a Luly"!!!

Hasta el nombre era malísimo... Y, para colmo, no se trataba de una sola muñequita diminuta, dura, con el pelo pajoso que había que meter en una duchita minúscula por la que salían tres gotas de agua. No era una sola... eran dos, una para cada una.

Y los reyes no cumplieron. Los reyes creyeron que era mejor traerles otras cosas, mas artesanales, mas didácticas.

Les juro que recuerdo, como si hubiera sido ayer, la cara de desilusión de estas dos niñas que sólo querían eso que habían visto en la tele.

La anécdota quedó como un recuerdo gracioso, lo mismo que me pasó a mi con la "Barbie Tropical", esa que tomaba sol de verdad. Imagino que mis padres también buscaron algo especial en su reemplazo, sin imaginar lo mucho que yo la quería.

Por eso, me parece que en algunas ocasiones está bueno ceder y darles el gusto, aunque sepamos de antemano que lo que viene en esa cajita no se parece ni remotamente a lo que ellos se imaginan.

Convirtámonos por un día en Reyes y regalémosles eso que tanto desean, regalémosles magia...



No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ