27 de agosto de 2014

"TERREMOTO"

                                                                                                            Francisca Bustamante

Ella todavía no caminaba, decía dos o tres palabras, usaba chupete y pañales y recién comenzaba a dormir unas cuantas horas seguidas.

El intentaba afianzarse en su nuevo trabajo, se movilizaba en bicicleta y soñaba con comprar un auto usado para salir a pasear los fines de semana.

Yo festejaba que volvía a entrarme la ropa que usaba antes de quedar embarazada y, aprovechando que ya comía un poco, me animaba a dejarla algunas horas con alguien para poder hacer un curso que me encantaba.

Así andábamos, en ese entonces, cuando nos enteramos de que se integraba uno más a la familia...

Maldormidos, con una economía que no pasaba por su mejor momento, retomando poco a poco algunas cosas... Intentando volver a "la normalidad", si es que eso existe.

Sin embargo, me sorprende la felicidad que nos trajo aquella noticia. Me sorprende porque no estábamos preparados, las condiciones no eran las ideales y, así y todo, nos entusiasmamos enseguida con el desafío de volver a transitar tan pronto todas aquellas cosas que uno transita cuando tiene un bebé.

Por eso, cada vez que miro para atrás, me enorgullezco de la alegría con que tomamos la noticia. Me enorgullezco de nosotros, del equipo que formamos en un momento complicado e inesperado como lo fue aquél. Me enorgullezco de que habiendo pasado el terremoto, e intentando todavía poner cada cosa en su lugar, estuvimos dispuestos a volver a temblar juntos.






No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ