9 de noviembre de 2016

"TODOS LOS DÍAS"

                                                                                                                                          Pascal Campion

Aunque durante los primeros meses sea difícil imaginarlo, puedo jurarles que pasada la etapa de los pañales, la teta, las noches sin dormir, las vacunas y los cólicos, una sigue siendo madre. Porque además de gestar, parir y alimentar ser mamá es...

- Quedarse esperándolos afuera, sentada en una silla chiquita, mientras ellos se adaptan al jardín.

- Llevarlos al oculista, porque parece que necesitan usar anteojos.

- Querer que dejen de ser amigos de ese nene que les pega en los recreos, y que no los defiende cuando los demás lo cargan.

- Buscar un profesor particular de matemáticas, porque les fue mal y tienen recuperatorio.

- Rogar que no se les noten las liendres blancas, que parecen pegadas con "la gotita", y que cuesta tanto sacarles.

- Pasar una mañana en Once, para encontrar ese adorno que pidieron para la torta, y que parecería ser que no existe.

- Explicarles que no pueden tener un perro, por la sencilla razón de que sabés que lo vas a terminar cuidando vos.

- Sostenerles la mano mientras les pasan el torno, aunque te la aprieten muy fuerte y te hagan doler.

- Decirles que les queda lindo, aunque creas que no es una buena idea que salgan a la calle vestidos así.

- Ponerte feliz, y a la vez morirte de miedo, porque te acaban de contar que están enamorados.

- Castigarlos y buscar la primer excusa que se te ocurra, para levantarles la penitencia y que puedan salir con los amigos.

- Ponerte el despertador a las 5 de la mañana, para ir a buscarlos a una fiesta.

- Llorar a escondidas, porque algo te preocupa y no querés que se enteren.

- Subir con ellos la primera vez que viajan solos en colectivo, y sentarte en el asiento de atrás.

- Ir a la reunión de la escuela y convertirte en la mejor abogada defensora, porque no vas a permitir que nadie los juzgue ni los critique.

- Enseñarles que a veces las cosas no son como se las enseñaste, que la vida no es perfecta pero sí es hermosa.

Sí, ser mamá es mucho, muchísimo más que gestar, parir y alimentar... Ser mamá son esas cosas grandes o chiquitas, que se ven o que a veces pasan completamente desapercibidas y que hacemos todos los días por y para ellos!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ