25 de octubre de 2012

"EL SEGUNDO"

                                                                                                                                  Eugenia Nobati



El “segundo” nos encuentra menos prolijas y obsesivas…
Se aguanta más tiempo con el pañal mojado.
Come chocolate y toma mate antes del año.
No sabe de rutinas  ni de horarios fijos.

El “segundo” debe soportar bastante menos nuestros temores e inseguridades…
No corremos a la guardia por una simple fiebre.
Duerme desde que tiene un mes en su habitación.
No necesita ni adaptación en el jardín.

El “segundo” aprende a la fuerza el significado del verbo compartir…
Anda muchas veces con ropa heredada.  
Casi nunca sale solito en una foto.
Aguanta estoicamente caricias violentas y besos pegajosos de su hermano.

Y lo más importante: el “segundo” corrobora lo que ya sospechábamos (a pesar del inmenso miedo)… que es posible enamorarse de otro hijo, con la misma pasión e intensidad.


Y ustedes... ¿Cómo vivieron o se imaginan viviendo la llegada del segundo?



15 comentarios

  1. Respuestas
    1. Nooo! Por qué? Ponéte contenta que hay amor de sobra para todos.

      Besos!

      Eliminar
    2. ME PASA TODO LO MISMO QUE LA POESIA...PERO ES TAN LINDO SE MAMÁ

      Eliminar
  2. Tal cual, el segundo es así como lo describes, y sumale que tiene escuela como dice mi padre y ya parece nacer sabiendo hacer travesuras jeje, pero si el miedo que tenemos se disipa y lo amamos con la misma intensidad que al primero.
    Soy la "tercera" y te aseguro que es mucho peor que ser la segunda, somos peores jaja, pero el cariño que resibimos es el mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los segundos nacen sabiendo que son los segundos, me parece. Nos encuentran más cansadas que el primero, pero también mucho más experimentada en varios aspectos.

      Besos!

      Eliminar
  3. Preciooso Madre in argentina! Soy segunda y estoy embarazada del segundo y no solo me sentí super identificada con lo que escribías sino que además ya me iamgino como será compartir su vida con nosotros 3. besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindo que se venga el segundo! Al principio resulta un poco difícil, pero vale la pena el esfuerzo.

      Besos!

      Eliminar
  4. Hay que trabajar mucho para que se enamoren también de nosotros!

    ResponderEliminar
  5. Lo lei mil veces y cada vez que lo vuelvo a leer me vuelvo a emocionar!!!!

    ResponderEliminar
  6. reflejaste mi sentimiento! Precioso! Tengo dos varones, uno de 4 años y otro de 9 meses, antes de quedar embarazada nuevamente, pensaba en que era "imposible" querer a otro hijo como amaba al que ya tenia....que cosa increíble somos las madres!!! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente increíbles!!! Así somos...
      Besos.

      Eliminar
  7. Hermosísimo... tengo 3 y el último párrafo también se aplica... Amamos a nuestros hijos, sean 1, 2, 3 o los que sean! Los amamos incondicionalmente, hagan lo que hagan... son maravillosos! Eso sí, si el 2do está con el pañal húmedo más tiempo que el primero, imagínense el tercero!!!! Hermosísima lectura! Gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvo el primero, los demás parecen nacer "sabiendo" esperar. Y claro... el amor se multiplica de manera incondicional.
      Besos y gracias!

      Eliminar

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ