17 de enero de 2012

"¡MAMIIIIIIIIII!"...

                                                                                                                            Imapla

Esperamos durante meses, casi al borde de la desesperación, que por fin aprendan a decir esas dos sílabas fundamentales.

Lloramos, aplaudimos, los besamos, los felicitamos, y le contamos al mundo entero que nuestro bebé ya dice: “MAMÁ”.

Es de las cosas más importantes que nos suceden, después de tenerlos.

Escuchar de boca de ellos que nos reconocen, nos buscan, nos necesitan.

Pero con los años ese primer “MAMÁ” comienza a ser reemplazado por un “MAMIIII”, o “MAAAAÁ”. Y no es sólo que se acorta, sino que además cambia de entonación y se hace escuchar cien veces por día.

Ya no son dos dulces sílabas pronunciadas por un bebé. Ahora es una palabra  dicha por un niño, con connotación de orden, de pedido, de reto, de lamento, de… de lo que sea según la ocasión.

“Mamiiiiiiii… mirá”, “Mamiiiiiii… vení”, “Mamiiiii…  ¿me traés?”, “Mamiiii… me caí”, “Mamiiii… ¿puedo?”, “Mamiiiii”…

A veces son tantas las veces que nos llaman, que descubrimos que ya lo hacen por pura costumbre. “Mamiiiii”.  “¿Qué pasa?, ¿Qué necesitás?”. “Ehhhh… no me acuerdo”.

Tanto que esperamos para oírlos decir esto, y ahora les suplicamos que se callen.

Una más, de las tantas contradicciones con que nos sorprende este glorioso oficio.

 
Y ustedes... ¿Cuántas veces por día escuchan el famoso "Mamiiiii"?

3 comentarios

  1. Muy cierto: lo pensé muchas veces. Gracias por ponerlo tan bien en palabras.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Siiiiiiiiiiii!
    Amo que me digan "má!", pero en todo el día, multiplicado por 3 niñitas (el hombrecito de la casa todavía no habla), creo que debo responder, sin exagerar, alrededor de 80 veces a ese llamado; y en esta época de vacaciones el "Má, mirá!" se lleva el primer puesto: "mirá como me tiro al agua", "mirá cómo me hundo", "mirá el baile", "mirá como toco la flauta", "mirá cómo le pego a la bocha". De todas formas, aunque a veces al espectáculo le falta un poco de ensayo, es hermoso saber la importancia que le dan nuestros hijos pequeños a la mirada de mamá y papá.

    ResponderEliminar

© madre in argentina
MAIRA G. + ESTUDIO BULUBÚ